Afirman que la calidad de la dieta comienza con el manejo en el lote

 

La fertilización es una de las prácticas con mayor incidencia en la productividad de los cultivos, pero también en la calidad nutricional de los granos que se obtienen de ellos.

 

Así de claro quedó en una reunión técnica que organizó Fertilizar Asociación Civil, a la que asistió Clarín Rural, y en la que se puso énfasis sobre los micronutrientes y, especialmente, en el zinc, un elemento que los cultivos utilizan en múltiples procesos fisiológicos.

 

La entidad invitó a un referente global para hablar de micronutrientes, el experto Ismail Cakmak, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Naturales de la Universidad de Sabanci, en Turquía. Este afirmó que “hay que indagar sobre la calidad nutricional de los granos que producimos. Eso provocará ajustes en el manejo de los micronutrientes (zinc, yodo o hierro) a nivel de lote y también cambios en la comercialización de los granos”.

 

Cakmak dijo que el perfil de nutrientes en los granos será decisivo para la comercialización del futuro.

Cakmak dijo que el perfil de nutrientes en los granos será decisivo para la comercialización del futuro.

 

Para él, esto será decisivo ya que hay países que basan su dieta exclusivamente en trigo, arroz y maíz, y por esto carecen de ciertos nutrientes en sus alimentos que aportan las carnes. A su vez, reconoció que, India, China y Sudáfrica, son ejemplos de países que están desarrollando políticas para mitigar las carencias micronutricionales en los granos que producen y que consumen en mucha cantidad por habitante.

El experto habló de “hambre oculto” para referirse a la falta de micronutrientes en la dieta, y detalló: “Un 5 por ciento del PBI mundial se pierde anualmente por la mala nutrición”, concluyó.

En otra parte de la jornada, Jorge Bassi, presidente de la entidad anfitriona, mostró datos en los cuales la pérdida de zinc de los suelos argentinos fue pronunciada. Estos mostraron que, mientras en los últimos años la dotación de fósforo cayó a la mitad, la de micronutrientes se cuadruplicó.

A su turno, el especialista Martín Díaz Zorita, del consejo técnico de la entidad, sostuvo que la única forma de incorporar micronutrientes a los suelos es haciéndolo a través de la fertilización. Entonces, añadió que “al hacer mejores prácticas agrícolas, rotaciones y más dobles cultivos se intensifica y más rápidamente se encontrarán problemas”.

Así, concluyó que el productor debe ser más permeable a la adopción de fertilizantes con zinc y, sobre todo, es recomendable en esquemas con alta participación de maíz en las rotaciones y en regiones en las que el cultivo tiene alto potencial de rendimiento.