Evaluación del rendimiento de diferentes tipos de híbridos

 

La  incorporación de los de silajes de sorgo en los sistemas productivos en la región central de la provincia de Buenos Aires se ha promovido con una notable mejora genética, lo que ha permitido ampliar la diversidad de materiales disponibles e incrementar su potencial de producción.

 

La creciente adopción del cultivo en los en sistemas ganaderos de la Cuenca del Salado, promovida por su mayor rusticidad en ambientes marginales y a su bajo costo por kilo de materia seca producida, ha conducido a los técnicos de la Estación Experimental Agropecuaria Cuenca del Salado de INTA a realizar ensayos comparativos orientados a evaluar aspectos referidos al comportamiento de diferentes híbridos de sorgo.

 

cid:image002.jpg@01D436F4.6416E850

 

Según comentan los profesionales del INTA al fundamentar ese trabajo “dado que existe una gran variabilidad genética, con distintos tipos morfológicos y una permanente aparición de nuevos materiales que dificulta la elección del híbrido que se planea ensilar, desde la experimental se impulsa un trabajo de seguimiento desde hace más de una década”.

 

Con el objetivo de “evaluar el comportamiento de distintos híbridos del cultivo con destino a silaje, en condiciones de campo, a través de la determinación del rendimiento y los parámetros de calidad”, durante la última campaña los técnicos del INTA realizaron un ensayo comparativo de híbridos de sorgo en la Chacra Experimental Chascomús, perteneciente al Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del trabajo integrado INTA-MAIBA.

 

Para la experiencia se utilizaron 14 materiales de sorgo con características contrastantes en cuanto a la proporción de las partes constitutivas de la planta (hoja, tallo y panoja).

 

Según comentan los técnicos del INTA “las precipitaciones registradas durante el ciclo del cultivo definido entre los meses de noviembre y abril (517 mm) fueron levemente inferiores al promedio histórico registrado en el partido durante el período 1971-2017 (618 mm)”. Sin embargo, según advierten los profesionales, “tanto la emergencia como casi todo el ciclo del cultivo se desarrolló bajo un marcado estrés de precipitaciones, ya que entre noviembre y marzo sólo se registraron sólo 203 mm, cuando el promedio histórico para esos meses es de 510 mm”. Al respecto los técnicos señalan que “el régimen de precipitaciones se recompuso recién en el mes de abril, triplicando el valor histórico para el mes (320 mm vs. 105 mm)”.

 

Al evaluar los rendimientos “se observaron diferencias significativas en altura de planta”. La altura promedio fue de 1,16 metros, con un máximo de 2,02 (AdSur 91) y un mínimo de 0,75 m (Nuseed Nugrain 440)”. También “se registraron diferencias significativas (p=0,007) en rendimiento en materia verde (RMV), con un promedio de 37583 Kg/MV/ha, un máximo de 46015 Kg/MS/ha (AdSur 91), y un mínimo de 29023 Kg/MV/ha (Nuseed Nusil 500 BMR). Sobre el rendimiento “se percibieron diferencias significativas en materia seca (RendMS), cuyo promedio fue de 11402 Kg/MS/ha, con un máximo de 14014 Kg/MS/ha (AdSur 91), y un mínimo de 10149 Kg/MS/ha (Nuseed Nusil 500 BMR)”.

 

cid:image003.jpg@01D436F4.6416E850

Tabla 1: Altura, Rendimiento en materia verde (RMV), % de materia seca, y Rendimiento en materia seca (RMS).

 

En cuanto a los parámetros de calidad los profesionales del INTA describieron “diferencias significativas en el porcentaje de azúcar en tallo”, puesto que el valor promedio fue de 10,8 ºBrix, con un máximo de 14,9 (Nuseed Nusil 600 BMR) y un mínimo de 7,00 (AdSur 91)”. La digestibilidad promedio del ensayo fue de 64,4 %, con un máximo de 72,0% (Nuseed Nusil 500 BMR), y un mínimo de 59,5 (AdSur 64). La FDN promedio fue de 53,1%, con un máximo de 58% (Oscar Peman Takuri y Genesis Green Sugar Bowl), y un mínimo de 41,7% (Nuseed Nusil 600 BMR).

 

El ensayo contempló además el cálculo de la materia seca digestible (MSdigest) por hectárea, como el producto entre el rendimiento en MS y la digestibilidad, observándose también diferencias significativas entre híbridos para esta variable. La materia seca digestible promedio fue de 7351 Kg/ha, con valores máximos de 9102 kg/ha (AdSur 91) y mínimos de 6114 kg/ha (AdSur 64)”.

 

cid:image004.jpg@01D436F4.6416E850

Tabla 2: Porcentaje de azúcar en tallo (% AZ), digestibilidad de la materia seca (digest), energía metabolizable (EM)

y materia seca digestible por hectárea (MSdigest) y por híbrido.

 

Para mayor información:

INTA Cuenca del Salado. AER Chascomús.

Tel. 02241 42-5075 | 43-6690

Referentes: Ing. Agr. Mariano Cicchino | Otondo J, Melani E, Garello F. AER

E-mail: cicchino.mariano@inta.gob.ar