Evaluación del rendimiento de híbridos comerciales.

Con el objetivo de testear el comportamiento de diferentes híbridos comerciales de maíz para grano en la región norte de la Cuenca del Salado, utilizando la tecnología aplicada por un productor medio de la zona, un grupo de trabajo de la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA realizó ensayos comparativos del cultivo.

https://4.bp.blogspot.com/-V_pamQosDyE/WVaft8vXBtI/AAAAAAAACKg/CbdJFCvekdoO8UUCNT28rMBGnkuqsPycQCEwYBhgL/s400/02–Portada.gif

En el ensayo participaron 14 materiales de maíz

El trabajo se realizó con híbridos comerciales de maíz resistentes a glifosato (RR), durante la campaña 2016/17 en la Chacra Experimental Chascomús, perteneciente al Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del convenio INTA – MAIBA. El mismo se hizo en siembra directa sobre un “suelo de loma perteneciente a la serie Udaondo, clasificado como Hapludol thapto-árgico según la carta de suelos de INTA, siendo el cultivo antecesor fue maíz para grano”.

En el ensayo participaron 14 materiales de maíz, sembrados en diseño de bloques completamente aleatorizados con 3 repeticiones. Según explican los técnicos del INTA Cuenca del Salado “cada parcela contó con 7 surcos de 150 metros de largo, y un distanciamiento de 70 cm entre hileras”. Los mismos “fueron fertilizados a la siembra con 100 kg/ha de fosfato monoamónico (FMA) y 90 kg/ha de urea, aplicados a la siembra al costado de la semilla”. Para el control de malezas “se aplicaron los productos habitualmente utilizados por los productores en la región, con ajustes agronómicos específicos”.

Al momento de la cosecha del ensayo los técnicos determinaron el porcentaje de humedad de cada híbrido, ajustándolo a humedad comercial para calcular los rendimientos. Posteriormente los resultados fueron procesados mediante un análisis de varianza (ANVA), y la diferencia mínima entre medias de tratamientos mediante una prueba L.S.D, indicando diferencias mínimas significativas (p<0,05).Las precipitaciones registradas durante el ciclo del cultivo (800 mm) fueron “levemente superiores al promedio histórico registrado en el partido durante el período 1971-2015 (720 mm)”. (Figura 1)cid:image009.jpg@01D2FE1F.EF4E8EF0Según explican los técnicos “las precipitaciones en noviembre durante la emergencia del cultivo fueron inferiores al promedio, registrando sólo 40 mm, para luego recomponerse en diciembre y enero (período crítico)”. El mes de febrero “fue de abundantes precipitaciones, registrándose 233 mm, lo que duplica el promedio histórico para ese mes (114 mm)”.Con el análisis de la información obtenida a partir del ensayo comparativo los técnicos de INTA indican que “no se registraron diferencias significativas en densidad de plantas logradas entre los híbridos” (p=0,2624). Sin embargo observaron “diferencias significativas (p=0,0078) en el rendimiento en grano”, siendo el “rendimiento promedio ajustado a 14% de humedad de 9801 kg/ha, con un máximo de 12269 kg/ha (La Tijereta LT 722 VT3 PRO), y un mínimo de 8197 kg/ha (Sursem SRM 566 VT3)” (Tabla 1).cid:image010.jpg@01D2FE1F.EF4E8EF0Para mayor información:Chacra Experimental Integrada Chascomús (MAA-INTA). Mitre 202Chascomús.Tel. 02241 42-5075 | 43-6690Referentes: Mariano Cicchino, Esteban Melani.E-mail: cicchino.mariano@inta.gob.ar