Hay casi 500 mil hectáreas de soja en riesgo por falta y exceso de agua

 

 

Según los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario, “los problemas que deja la actual situación climática compromete entre 400 y 500 mil hectáreas de soja”. Se tratan de siembras y resiembras pendientes que están al límite de las posibilidades y lotes implantados en fechas tempranas en condiciones regulares a malas, que no continuaran su ciclo o que quedarán con muy baja productividad, por la escasez y o la sobrecarga de agua. De esta manera, la sequía del sur de la provincia de Buenos Aires y los excesos hídricos que padecen Santa Fe y el norte bonaerense, podrían dejar fuera de carrera al 2,2 % de la superficie que se iba a destinar a la oleaginosa.

No obstante, estas pérdidas deben confirmarse en los próximos días y la BCR mantiene el guarismo de 19,6 M de has de soja a pesasr de que los últimos acontecimientos “tienden a enmarcar a la campaña en un ambiente de severos problemas y el potencial de pérdidas que se observa, difícilmente pueda contenerse”, según dijeron en la entidad.

“El final de la siembra de la oleaginosa está lleno de incertidumbres. Aún faltan por sembrar un millón de hectáreas en condiciones adversas por el clima. Esto en términos porcentuales representa un 5% de la intención total de siembra”, detallaron.

La falta de lluvias se mantiene desde hace tres meses en el sur bonaerense. El problema de la escasez crítica de agua, no sólo afecta a la superficie que falta por sembrar, sino que también amenaza la continuidad del cultivo en los lotes ya implantados.

Por el contrario, en el norte de Buenos Aires, en Santa Fe y en menor medida en Córdoba, Entre Ríos, Chaco y Santiago del Estero, las implantaciones de soja están muy atrasadas por las continuas lluvias. “En el norte del país aún hay tiempo, pero en la franja central de la región pampeana, la caída de rindes que conlleva sembrar de acá en más vuelve casi inviables las siembras que restan.

También están los lotes que fueron cultivados antes de las precipitaciones. Muchos quedaron con severos problemas de implantación por el efecto de planchado y de los anegamientos que sufrieron. La resiembra de estos sigue en suspenso”, detallaron los especialistas de la BCR.

Por otro lado, hay lotes sembrados tempranamente que fueron afectados por varios días de anegamientos donde se observan síntomas de anoxia y extensos manchones desprovistos de plantas, de acuerdo a lo relevado por la BCR.

“Todas estas problemáticas suman 400 a 500 mil hectáreas. Este potencial de pérdida necesita ser confirmado en las próximas jornadas, razón por la que se mantiene el guarismo de 19,6 M de tn”, indicaron.

Asimismo, señalaron que en la lista de los graves problemas que atraviesa la campaña, sigue la falta de control de malezas y las enfermedades que ya han aparecido tempranamente, como por ejemplo mancha marrón en el noreste bonaerense.