La campaña gruesa comienza con buena humedad

Las lluvias caídas en la región pampeana auguran un buen inicio de gruesa para los maíces tempranos implantados y la soja pronta a sembrarse. Por su parte, los cultivares de trigo evolucionan favorablemente.

Las precipitaciones sobre la región siguen sumando reservas de agua en el suelo, por lo que toda la zona ha mejorado el contenido de humedad edáfica respecto de lo que se veía a fines de septiembre. “En lo que va del mes los mayores acumulados se dieron en la zona de General Villegas y General Pinto (noroeste de la provincia de Buenos aires) con registros entre 84 y 86 mm. Se destaca el mayor acumulado del mes en la localidad de Chacabuco (93 mm) gracias al aporte de los 60 mm caídos el día miércoles (12/10)”, informaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). De acuerdo al pronóstico meteorológico, se esperan tormentas dispares eintensas para los próximos días en toda la región.

Recta final para el maíz temprano

En la zona núcleo ya se implantó casi toda el área destinada a maíz temprano. “Solo quedaron algunos sectores demorados en el oeste cordobés, que luego de las lluvias se terminarán de sembrar. En el sur de Santa Fe quedaron algunos lotes rezagados que pasarán a maíz tardío o a soja, ya que los productores no quieren arriesgarse a transitar la floración en la época de mayor estrés termo-hídrico”, indicaron desde la BCR. Los cultivos implantados están naciendo en muy buenas condiciones ya que las reservas de agua posibilitan la buena emergencia. La mayoría de los maizales se encuentra en estado V2.

Los trigos pintan bien

Se consolidan las buenas perspectivas de producción para esta campaña triguera.”La buena reserva de humedad en profundidad, las lluvias de las últimas semanas y las aplicaciones oportunas de fungicidas y, en algunos casos, de insecticidas para chinches, sostienen las buenas condiciones del cultivo”, aseguraron los técnicos de la entidad rosarina.
Las lluvias llegaron en un momento oportuno para los trigos que están empezando a definir los principales componentes del rendimiento. Un 60 % de los lotes está espigando y floreciendo, un 25% está transitando el estadio de encañazón, y un 15 % ingresa en la fase de llenado de granos, según el relevamiento de la BCR.

Cuenta regresiva para la soja

A punto de arrancar con la siembra de soja, siguen las preocupaciones por la presencia de malezas. “Después de las lluvias hubo una camada importante de nacimientos en los lotes, en especial de rama negra, flor de Santa Lucía y Parietaria debilis, por lo que continúan las tareas de control”, dijeron desde la Bolsa.
La siembra de la oleaginosa comenzará alrededor de la última semana de octubre. Los buenos perfiles de humedad y los pronósticos de lluvias permiten disponer de una mejor oferta de agua para el arranque de la soja. “Si bien los grupos IV serán los más usados en la región, en muchos casos los productores tenderán a usar grupos más largos para afrontar el verano más seco y cálido que se pronostica”, afirmaron.