Pautas para acercarse a los rindes potenciales del cultivo de soja

La rentabilidad de la soja ha sido muy ajustada en los últimos años, por las retenciones, la baja de precios y los altos costos de producción. Si bien las retenciones se redujeron 5 puntos, siguen en 30% y sigue obligando fuerte a buscar mucha eficiencia para lograr buenos rindes.

Con esto en mente, Joaquín Lopetegui, gerente de Soja del semillero DonMario, hizo su aporte en el congreso de Aapresid para que los productores pueden lograr una buena sinergia entre genotipo y ambiente. “Hay que conocer el ambiente en que se va a sembrar y, en función de esto, elegir una correcta fecha de siembra y el fenotipo adecuado para esa fecha”, arrancó el experto.

Otro tema clave que destacó es la necesidad de conocer a fondo la oferta ambiental de cada campaña, para que esos datos pueden interactuar con los anteriores.

 

Joaquín Lopetegui, gerente de Soja del semillero DonMario.

Joaquín Lopetegui, gerente de Soja del semillero DonMario.

Haciendo foco en este año, el técnico de la firma de Chacabuco dijo que hay dos puntos centrales a tener en cuenta. Primero, que la oferta hídrica es muy buena en algunas zonas, aunque la altura de la napa no es la ideal, porque está muy alta. Y, segundo, se modificó el pronóstico climático, que este año no será Niño ni Niña, sino neutro. Así, lo que se aconseja es una estrategia “ni tan agresiva como la del año pasado, cuando se sembraban variedades de ciclos cortos en fechas tempranas para buscar alta productividad, pero tampoco una estrategia defensiva con fechas de siembra tardías y utilizando grupos largos. La estrategia debería ser intermedia”, puntualizó.

Y agregó: “En ambientes altamente productivos el productor puede ser más exigente, mientras que en ambientes más restrictivos se debería ser algo defensivo, con fechas de noviembre, para que la floración no se produzca en enero”.

Lopetegui también se refirió a un tema clave: el control de las malezas. “Estamos muy cerca de tener más tecnologías que ayudarán al productor a tener una mayor flexibilidad en este tema, lo que impulsará también el potencial de los rindes de soja”, enfatizó.

En este sentido, enumeró que está por salir al mercado X-tend, una tecnología de Monsanto, resistente al herbicida Dicamba, y Enlist, de Dow, que es resistente al 2,4-D y al glufosinato de amonio. Es decir, la soja seguirá creciendo.