Tras las fuertes tormentas, FAA evalúa impacto e inicia gestiones

 

 

 

 

Tras las fuertes tormentas que afectaron durante el fin de semana a varias zonas productivas, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Omar Príncipe, brindó una conferencia de prensa este martes en la sede central de la entidad, en Rosario. El titular federado informó que tanto en municipios y provincias a través de los directores, como a nivel nacional desde la entidad, se han iniciado gestiones a los fines de que se activen las herramientas de asistencia necesarias para evitar mayores pérdidas.

Príncipe destacó: “Los productores agropecuarios volvemos a ser noticia, como en abril pasado, por tener nuestros campos inundados o caminos rurales convertidos en arroyos, situación agravada en muchos casos por falta de obras y tareas de mantenimiento. Es notable que en localidades en las que se hicieron trabajos preventivos, el impacto fue menor”. A la vez, el titular federado destacó la solidaridad y el hecho de que en general en las zonas urbanas, la asistencia haya comenzado a llegar.

A su vez, Príncipe indicó: “Hubo lugares en los que llovió en una noche, lo mismo que debería llover en un mes. En otras regiones, persiste la sequía. Nos preocupa que este tipo de fenómenos se den cada vez más frecuentemente. Y así se presentan al mismo tiempo zonas inundadas -como el sur santafesino, sur cordobés o norte bonaerense- y áreas con pocas precipitaciones, como el sudoeste de la provincia de Buenos Aires o La Pampa, adonde hubo incluso hacienda que murió quemada en los montes. Es decir, temas como el cambio climático y el uso del suelo deberían ser prioritarios en la agenda pública”.

Respecto a las acciones a seguir, anticipó: “Estamos evaluando el impacto. Pero ya sabemos por la información recabada en las filiales, que hay productores que no pueden sacar la producción de leche de sus tambos, problemas para mover la hacienda, pérdidas en pasturas y cultivos. Una vez que baje el agua, igualmente, los problemas no terminarán. Debemos discutir la necesidad de un seguro multirriesgo y los alcances de la Ley de Emergencia nacional. Asimismo, tendrá que apurarse la ejecución de obras de infraestructura, previstas o en marcha”.