“No es gran ayuda lo que hay, pero es lo que hay”, dicen desde CARBAP

Matias de Velasco, presidente de las Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), señaló que hay demora en las declaraciones de emergencia agropecuaria por parte del gobierno bonaerense, al tiempo que consideró que es poca la ayuda actual,”pero es la que hay”.

En declaraciones a La Tecla en Vivo, programa de Cadena Río, el dirigente rural destacó la “burocracia” del Estado en este tipo de trámites, al tiempo que sostuvo que Provincia está viendo cómo agilizar las respuestas a los productores. Y mencionó que el Banco Provincia se comprometió a brindar mayor asistencia, aún no esté tramitada la declaración para ciertas zonas.

En la actualidad son siete los municipios bonaerenses a los que se les venció la declaración de Emergencia, pese a seguir bajo agua: General Pinto, Pellegrini, Daireaux, Guaminí, Bolívar, General Arenales y Lincoln. A ellos se suman los que todavía no han obtenido el beneficio y esperan el aval de Provincia como San Miguel del Monte.

“La gente tiene que entender que cuando se declara la Emergencia no hay condonación de nada, sólo es un diferimiento del pago de los tributos, por ejemplo Inmobiliario. Y también hay una espera en los bancos para enfrentar los vencimientos. Sólo es un retraso, con lo que se junta lo nuevo y lo viejo. No es gran cosa lo que hay, pero es lo que hay”, sostuvo.

Por otro lado, de Velasco se refirió al informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Villegas que indicó que el 40% de los tambos ha tenido que cerrar la zona a causa de las inundaciones. “El sector tambero venía muy golpeado desde hace un año. Y ahora se complicó más. Los tambos necesitan tener movimiento, sacar lo producido todos los días y con los caminos destrozados se tornó una acción imposible de realizar”, explicó.

A su vez, describió un panorama sumamente complicada hacia el futuro para el secgtor agropecuario. “Creemos que se van a ver afectadas las economías de los productores como de las localidades del interior. No sabemos qué va a pasar a futuro, porque ahora viene la siembre de maíz, soja y las zonas afectadas son zonas buenas, donde rinden mucho y no se sabe cuándo o cuánto se va a poder sembrar”.

La ganadería no está exenta de problemas. de Velasco explicó que la ganadería está afectada por la mortandad de terneros, dado que las vacan deben parir en zonas anegadas. Y, en esa línea, dijo que el servicio de rodeos está afectado, que es cuando el productor le echa los toros a las vacas. No descartó, por tanto, subas de precios.

“Si bien el nivel de lluvias fue superior al promedio, también hay una falta de obras en la Provincia que no se han hecho durante décadas. Si hubieran estado hechas, hubiéramos pasado estas inundaciones de forma mucho más aliviada y no habría habido problemas de cara a la próxima siembra”, enfatizó.