Ahora, el ‘verdurazo’

Productores nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra regalarán 20 toneladas de verduras este miércoles en Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, frente a la Casa de Gobierno de la Argentina, para reclamar por la diferencia del 400% entre lo que ellos reciben y lo que pagan los consumidores.

Lo llamaron el “verdurazo” se da en el marco de la presentación de un proyecto de ley por el acceso a tierras de los pequeños productores. Repiten la acción que concretarán hace dos semanas los productores de peras y manzanas del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

La movida se realizará este miércoles 14 de septiembre desde las 11 en la Plaza de Mayo. “Somos familias trabajadoras de la tierra que producimos los alimentos que el pueblo consume diariamente: verduras, cerdos, leche, queso, maíz, huevos, pollos. Pero a pesar de la dignidad de nuestro trabajo, las condiciones en las que vivimos, producimos y comercializamos son muy precarias”, sostiene el comunicado difundido desde la UTT, que integra la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

“Por un lado, una gran mayoría de los pequeños productores no somos dueños de la tierra en la que vivimos y producimos, siendo esclavos de alquileres desregulados y de incertidumbre constante”, indicaron.

Ley

Mientras se realice el “verdurazo”, los trabajadores presentarán un proyecto de ley que crea un fondo fiduciario para el otorgamiento de créditos que posibilite la compra de tierra a pequeños productores. “Así como pagamos el alquiler, podríamos pagar un crédito y avanzar en dignidad, arraigo y una mejor calidad de vida para nuestras familias. Hay mucho territorio concentrado en pocas manos, y miles de pequeños productores sin tierra y campesinos queriendo ser desalojados. Debemos comenzar a hablar de Reforma Agraria para llegar a una soberanía alimentaria”, analizaron.

El “verdurazo”, de acuerdo al comunicado, se realizará para “poner de manifiesto el problema que atraviesan”, e indicaron: “Somos esclavos de un modelo de producción basado en agroinsumos a precio dólar, y un sistema de comercialización con una diferencia promedio del 400% entre lo que recibe el trabajador en su quinta o chacra y lo que paga el vecino en el barrio”.

“Somos familias que producimos alimentos para el mercado interno, no comodities para la exportación”, aseguraron en un comunicado publicado por la agencia Télam.

Las consignas de la UTT son cuatro: El “avance de la ley que se presentará el miércoles, para el acceso a la tierra por parte de pequeños productores”, la “suspensión de los desalojos a los campesinos de sus tierras”, la “inmediata reglamentación y asignación de presupuesto para la Ley de Agricultura Familiar”, y el “apoyo para el fortalecimiento de la producción y la comercialización de los pequeños productores y las economías regionales”.