Desde Carbap están dispuestos a “tomarse este vaso de gasoil” pero si Provincia y municipios “ajustan”

Las medidas anunciadas por Mauricio Macri y Nicolás Dujovne tienen como eje central la aplicación de retenciones generalizadas –con algunos matices, según el rubro- sobre todas las exportaciones del país. Puntualmente, y teniendo en cuenta que los productos primarios serán los más gravados, desde el Campo bonaerense salieron a plantear sus reparos y a condicionar  su apoyo al éxito del Gobierno.

“Nos tenemos que tomar un vaso gasoil pero ojalá que sea uno y el último”, advirtió el presidente de Carbap, Matías De Velazco, en diálogo con INFOCIELO. El ruralista, en todo momento, apuntó a la necesidad de “ajuste” en la Provincia y en los municipios.

“Si el Estado no hace esos ajustes el campo le retira el apoyo e inicia protestas”, advirtió de manera tajante. Pero cómo medir eso, en todo caso, quiso saber este medio. “Si la Provincia y los intendentes tienen que subir los impuestos y las tasas significa que no achicaron los gastos de manera eficiente”, explicó.

De Velazco se mostró, en todo momento, muy preocupado por el debate que se viene en la Legislatura de cara al Presupuesto y la Fiscal Impositiva 2019. “Tienen un problema presupuestario grande y aprietan en el sector privado. Espero que Provincia y municipios no hagan lo mismo”, insistió, marcando la cancha a diputados y senadores.

“Estamos en contra de las retenciones pero la realidad se está llevando puesto al país y vemos que todos estamos haciendo un esfuerzo”, recompuso. Empero, se mostró molesto porque los sectores del mercado interno quedaron exentos. “Por ejemplo, qué pasa con los contratitas de obra pública”, preguntó.

Más quejas y comparaciones con la Ley 125

Por su parte, desde CONINAGRO, Egidio Mailland, su vicepresidente, pidió que se tenga en cuenta a aquellos productores que habían apostado a la cosecha fina justamente porque no eran tocados por las retenciones. “Necesitamos que no se caiga el área de trigo y maíz”, dijo en diálogo con FM CIELO 103.5

“Que se tenga en cuenta que son dos granos totalmente exportables”, apuntó. “Es un impuesto fuerte a la exportación. No somos necios, miramos varias cuestiones como la modificación con el cambio alto”, evaluó. “Pareciera que los $4 se asemeja con la Ley 125″, se quejó.

La Federación Agraria también se expresó negativamente sobre el nuevo escenario. “Se condena otra vez a los pequeños y medianos productores, sin diferenciarlos, a pagar más para sostener la timba financiera y al FMI”, denunció Omar Príncipe a través de un comunicado de la entidad.

“Lo primero a decir es que las medidas afectan a muchos sectores, pero desde la Federación Agraria debemos hablar en primer lugar por los pequeños y medianos productores a los que representamos, a lo largo de todo el país. Y en este sentido, recordar que se trata de un segmento de la producción que ya venía complicado”, relató.

“Esto afecta mucho a los de menor escala y a las economías regionales, sobre todo cuando nos ponen a todos en la misma bolsa. Cuando el presidente habla de los más vulnerables, debe entenderse en el campo, los pequeños y medianos productores somos la parte más vulnerable de la cadena”, repasó.

“Es importante además preguntarse para qué se nos pide el esfuerzo a tantos argentinos. Porque ahora resulta que estamos pagando el costo, junto a los trabajadores, los jubilados, las Pymes industriales, de una fiesta que se armó para garantizar la renta financiera. Todo esto, ¿es para cumplir con el pago de los intereses al Fondo Monetario Internacional?”, completó.