El Gobierno cedió y el campo no pagará Bienes Personales

La catarata de críticas y declaraciones altisonantes que se oyeron días atrás desde el campo lograron su efecto: el Gobierno de Mauricio Macri no incluyó a este sector en el pago del impuesto a los Bienes Personales, como se había anticipado en el debate previo del Presupuesto 2019.

El dictamen original de la comisión preveía que los propietarios de campos fuesen incluidos en el gravamen, aunque un sector del oficialismo y parte de la oposición acordaron mantener la exención para el sector rural.

La norma, que tuvo ayer media sanción en Diputados, establece una suba en el mínimo no imponible y un esquema de progresividad de tributo, eliminándose el cobro a los inmuebles rurales. Como alternativa se analiza la posibilidad de un pago a cuenta de Ganancias.

Así, tras los cambios en Bienes Personales, se fijó que quienes declaren bienes por entre $ 2.000.000 y $ 5.000.000 pagarán una tasa de 0,25%; de $ 5.000.000 a $ 10.000.000 tributarán 0,50%, y a partir de los $20.000.000, la tasa será de 0,75%.

Desde el oficialismo se explicó que el campo ya viene realizando un esfuerzo con la suspensión de la rebaja prevista en las retenciones, por lo que no sería “prudente” seguir castigándolo con nuevos impuestos.

La mencionada reforma de Bienes Personales forma parte de un paquete fiscal que incluyó, además, la adenda al Consenso Fiscal, la sanción del proyecto de revalúo de Ganancias por inflación y un nuevo régimen de monotributo social para pequeños productores cañeros y tabacaleros.