El Gobierno prometió pagar los reintegros atrasados y sumar beneficios para la cadena cárnica

Ayer por la tarde, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibió a la Mesa de Ganados y Carnes, que nuclea a entidades de productores, sindicatos, industrias frigoríficas de consumo y exportación, proveedores de genética, asociaciones de criadores, consignatarios y cadenas comerciales de la carne vacuna, aviar, porcina y ovina.

Durante el encuentro, que contó con la presencia del ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile y el secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, se definieron medidas con el objetivo de “seguir profundizando el control de la informalidad sanitaria, laboral e impositiva y para potenciar el crecimiento de las exportaciones y la apertura de nuevos mercados”, según informaron en forma oficial dirigentes de la actividad.

En cuanto a los reintegros, el Gobierno confirmó que “están por salir los pagos del 4% de reintegro a las exportaciones y que además, en junio se firmará la resolución por el adicional del 1,8% que se pagará con retroactividad a enero de 2017”, indicaron, y remarcaron que la medida está destinada a la carne vacuna y aviar, dado que registran el mayor volumen de exportaciones.

Por otro lado, se hizo hincapié en el control de la evasión, un tema que preocupa al sector desde hace tiempo, y se anunció la firma de la resolución para la instalación de balanzas electrónicas (cajas negras) y de cámaras de video en el palco de faena, con el fin de controlar la veracidad de los kilos y la categoría faenada.

En ese sentido, el titular de AFIP, Alberto Abad, presentó resultados de los primeros dos meses del control de la evasión y manifestó que el 99% de las cabezas había efectuado el anticipo del pago a cuenta. También confirmó que avanzada esta etapa del control impositivo, pondrá en marcha un sistema de pago a cuenta para los aportes de seguridad social, y anticipó que el control de la evasión que se lleva adelante para la producción de carne vacuna se extenderá para las otras carnes y todas las carnicerías.

Paralelamente, en el evento se coincidió en la importancia de incrementar la producción de novillo pesado a través del mecanismo de beneficio impositivo y/o reembolso adicional.

Asimismo, se habló de un estándar único sanitario para todas las plantas frigoríficas del país. “Si bien hoy la potestad de habilitar y definir el estándar de sanidad en las plantas frigoríficas está en manos de provincias y municipios, las autoridades se comprometieron a trabajar para lograr el consenso en la aplicación de un estándar único”, aseguraron los directivos del sector.

En tanto, las autoridades se comprometieron a analizar el mecanismo de aplicación de retenciones a los cueros.

Con respecto a los mercados internacionales, se reforzó el compromiso de seguir trabajando en la apertura de los mercados de Estados Unidos y China, al tiempo que en los futuros anunciaron que para fin de año estarán disponibles las herramientas para su implementación para la ganadería vacuna.