En agosto volvió a caer la brecha de precios entre el productor y el consumidor

En su nuevo informe acerca del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señaló que la diferencia promedio entre el importe de origen y góndola para 25 alimentos del campo se achicó nuevamente en agosto al caer 6,8% gracias a la baja en la disparidad de la mandarina, la calabaza, la pera y la manzana.

“El IPOD agrícola disminuyó 6,1%, mientras que el ganadero retrocedió 9,6%”, remarcó CAME, e indicó que “en agosto aumentó a 27,2% la participación del productor en los montos”. De esta manera, en los últimos cuatro meses el índice acumuló una baja del 22,7%.

Según el informe, durante el octavo mes del año los importes “se multiplicaron por 4,3 veces en el trayecto desde que salieron del campo y llegaron al consumidor, 16,6 % por debajo del mismo mes del año pasado (5,15 veces)”.

En ese sentido, destacó el descenso de 2,48 veces en la disparidad de la mandarina y de 2,27 veces en la calabaza, las cuales registraron fuertes aumentos en los valores al agricultor; mientras que subrayó que la pera y la manzana mostraron retrocesos de 1,98 y 1,92 veces, respectivamente, con rebajas en los costos al cliente.

“Los alimentos agrícolas con mayores brechas de precios en el mes fueron la manzana roja con una distorsión de 7,25 veces, seguido por la pera, 7,09 veces; la naranja, con una diferencia de 6,55 veces; el limón ,6,53 y el arroz, 6,50 veces”, sostuvo CAME.

Por último, afirmó que “los menores contrastes en agosto se registraron en la calabaza, con una desigualdad de 1,68 veces, seguida por el huevo, 2,24 veces; el pollo, con una diferencia de 2,26 y el tomate, 2,72 veces”.