Productores piden que Provincia convoque a la comisión de emergencias por la sequía

La Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) reclamó al Gobierno provincial que convoque a una reunión de la Comisión Provincial de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba) para evaluar las solicitudes presentadas por los productores afectados por la sequía.

“Venimos reclamando que el Gobierno cite a la Cedaba, pero todavía no tenemos respuestas. Se está generando la misma demora que durante las inundaciones y los productores no pueden esperar más”, dijo a DIB el presidente de Carbap, Matías De Velazco.

En tanto, según publicó hoy Diario extra, ya son varios los distritos que reclaman la emergencia o el desastre agropecuario como consecuencia del déficit hídrico que afecta a sus producciones (Chivilcoy, Bragado, 25 de Mayo, Navarro, Alberti, entre otros); e incluso existe un proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense que busca la declaración para los partidos del sudoeste.

Días atrás, el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, calificó a la sequía como “una de las peores de los últimos 20 años” y sostuvo que se da de manera “generalizada en todas las zonas productivas del país”.

De Velazco, por su parte, vaticinó un 2018 “muy complicado” con fuertes pérdidas en los cultivos de soja y de maíz, y con una afectación severa en la hacienda.

“Asumimos los riesgos de la actividad y no pedimos asistencia económica, sino las herramientas de amortiguamiento previstas en la Ley de Emergencia, como la posibilidad de reprogramar vencimientos impositivos y bancarios, porque en la franja de productores y contratistas con menos espaldas, a muchos se le hará imposible cumplir”, dijo a DIB Alberto Larrañaga, presidente de la Sociedad Rural de 25 de Mayo.

En ese sentido, el productor veinticinqueño reclamó a la Provincia que ante esta situación de “urgencia” deje de lado los “mecanismos burocráticos” y declare las emergencias de “oficio”.

“El Gobierno provincial cuenta con la información suficiente, como informes del INTA y relevamientos satelitales, para dar cuenta de la gravedad de la sequía y declarar las emergencias de oficio”, insistió.

Es que en 25 de Mayo, “los datos estadísticos confirman que para los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, ésta es una de las sequías más graves en 100 años analizados”, agregó Larrañaga.

Pérdidas y sequía “histórica”

Antonio Martín, ingeniero de la agencia del INTA Chivilcoy, sostuvo que el noroeste bonaerense afronta una de las sequías más severas de los últimos 44 años, “con pérdidas de hasta un 50% en los rindes de las cosechas en Chivilcoy, Alberti, Bragado y Junín”.

“Hay lugares donde las pérdidas van desde el 30 al 100%, caso particular de los cultivos de soja y maíz de segunda”, dijo el especialista. Y señaló que en el último cuatrimestre cayeron sólo 120 milímetros, cuando lo normal, de acuerdo al promedio de lluvias, es que ese sea el milimetraje correspondiente a un mes.

“Es decir, que los cultivos sólo recibieron un cuarto de la lluvia necesaria, soportando días de alta radiación y temperaturas que superaron los 40 grados, según datos de la Estación Meteorológica Automática del Criadero Klein, en Plá, partido de Alberti”, señaló Martín.

En tanto, en Pehuajó, de acuerdo a relevamientos realizados en diferentes lotes y monitoreos privados, la baja en los rendimientos tanto de soja como de maíz hasta el momento generará unos 1.200 millones de pesos de pérdidas, según señaló el ingeniero local José Pelayo.