El INTA sostiene la conveniencia de faenar animales mas pesados

 

El INTA, en conjunto con la Secretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria de la Nación, presentaron en la 9ª Jornada de Actualización en Genética Bovina, una propuesta basada en generar una nueva tipificación a la hora de faenar animales.

Sostienen que como consecuencia de un sistema que califica a los bovinos según el grado de engrasamiento, la categoría animal, vinculada con la edad y el peso, han llevado el negocio de la carne hacia reses más chicas. Sin embargo, sostiene el Coordinador del Programa Nacional de Producción Animal del INTA, Aníbal Pordomingo, “Estamos faenando animales muy pequeños en edad, pero, a sus vez, de muy bajo peso y pretendiendo vender la calidad a través de una categoría muy joven”.

MAS PESADOS, CON LA MISMA CALIDAD

De estudios realizados está demostrado que hoy se estan faenando vaquillonas de 320 a 350 kilos, porque si los supera pasa a la categoría de vaca, donde el precio del mercado es menor. Sin embargo, surge claramente que con los sistemas de alimentación actuales, la carne de una hembra de 420 a 450 kilos, tiene la misma calidad o mejor, que la de un novillito. “En esa categoría por ejemplo, se podrían producir de 100 a 150 kilos más de carne, como hace el resto del mundo, y llevando el novillito a novillo, pasaría lo mismo”.

LA NECESIDAD DE PRODUCIR MAS CARNE

La propuesta apunta a beneficiar a los productores, para hacer hacienda mas grande, lo que representará aumentar la producción de carne entre un 30 a un 40% más en el país, con un sistema que no castigue a animales 100 kilos mas pesados en todas las categorías. “Si uno quiere tener algo de mercados externos y abastecer los 50 a 55 kilos de carne por habitante y por año que consumen los argentinos, se necesita producir mas carne por animal nacido” sostienen desde el INTA.

VOLVER A LAS FUENTES

De este informe se puede destacar que se necesita volver a las fuentes. Hace años, muchos nos criamos comiendo carne de vaca, absolutamente exquisita, pero los modismos fueron bajando las edades y los pesos, con los consiguientes perjuicios. No tengan dudas que los viejos productores de tontos no tenían nada, por el contrario eran muy astutos e intuitivos y no se dejaban manejar por los mercados, sino que hacían animales mas pesados, porque representaban mas plata.