Productores porcinos bonaerenses advierten sobre la “difícil situación” del sector

 Productores porcinos de la provincia de Buenos Aires advirtieron sobre la “difícil situación” que atraviesa el sector a raíz de medidas que califican como “desalentadoras” para la actividad, entre las que enumeran fuertes aumentos de los costos y apertura de las importaciones sin control sanitario adecuado.

A través de un comunicado, la Asociación de pequeños y medianos productores porcinos de la provincia (Aproporba) señaló que el 60% de la producción porcina se desarrolla en la provincia de Buenos Aires, pero que desde 2016 a la fecha el 20% de los establecimientos han cerrado sus puertas por pérdidas económicas.

En ese sentido, la entidad agregó que desde diciembre pasado se produjo un aumento del 40% en el costo del cereal base de alimentación de los animales (maíz y soja), lo que se suma a los incrementos de los dos años anteriores de 180% y de 240%, respectivamente, desde que inició la quita de retenciones.

Entre los puntos que enumeraron como “desalentadores”, indicaron aumentos en los costos en las tarifas de servicios públicos, como la luz y el gas, así como también en los fletes y las modificaciones en el tipo de cambio.

Por último, se refieren a la apertura de las importaciones de carne de cerdo proveniente de países con “situaciones sanitarias que no existen” en la Argentina, lo que podría perjudicar el mercado local. Y reclamaron un Plan Estratégico Nacional Porcino.