Productores porcinos bonaerenses alertan por importación y venta de carne congelada como fresca

En un contexto de fuertes subas en los costos de producción para la actividad agropecuaria, la producción porcina se encuentra en un delicado momento. Por un lado, los incrementos en insumos como maíz, energía eléctrica y combustibles pegan de lleno en la actividad, pero esto no es todo.

Paradoja: Argentina importa carne de cerdo que contiene promotores de crecimiento, pero los productores argentinos no pueden usarlos.

A estos factores, entre los productores porcinos existe un enorme malestar por las importaciones y la venta de carne congelada como fresca. La Asociación de Productores Porcinos de la Provincia de Buenos Aires (APROPORBA) ha reiterado su malestar ante esta situación, y en los últimos días ha mantenido reuniones con legisladores nacionales y bonaerenses, para reclamar soluciones.

 “No hemos tenido repuestas, en el caso de importación queremos que sea en un ambiente de competitividad, donde haya equidad para los productores nacionales y que los países que nos venden no tengan mayores ventajas que nosotros” señaló Alejandro Lamacchia, presidente  de la entidad.

Para ejemplificar esta situación, puso como ejemplo el uso de promotores de crecimiento, empleado por los países que exportan carne porcina a nuestro país, pero prohibido para la producción local. “O los usamos los dos, o no lo usa nadie”, afirmó.

Consultado por la venta de carne congelada como fresca, Lamacchia reconoció que hubo algunas novedades, y adelantó que presentarán una denuncia por este tema contra una gran cadena de supermercados de capitales extranjeros. “El Estado se ha comprometido a hacer un listado de proveedores, de manera de hacer la trazabilidad de esa carne”, explicó.

En este delicado escenario para la actividad, Lamacchia afirmó que apuntan a formar parte de la Mesa de Ganados y Carnes. En este espacio, el ministerio de Agroindustria nacional y el presidente Mauricio Macri se reúnen con representantes del sector, pero desde APROPORBA señalan que existen muy pocos representantes de la cadena porcina.