Argentina permitirá el ingreso de carne con hueso de Uruguay después de quince años

 

 

El Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) dio el visto bueno para importar carne desde Uruguay, algo que no ocurría desde 2001 debido a la epidemia de fiebre aftosa.

El Senasa llegó a un acuerdo con el organismo par de Uruguay para habilitar el ingreso de carne con hueso desde ese país a Argentina, según indicó hoy Infobae.

Se trataría de una ampliación de la operatoria en la cual se limitaba a la vigencia de un protocolo para carne desosada y, en forma excepcional, al ingreso de cortes de asado para consumo en provincias mesopotámicas.

Desde el Senasa aseguraron que solo falta un trámite administrativo que incluye el modelo de certificado para el ingreso de carne a la Argentina, para concretar la autorización.

El director general de los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Francisco Muzio, dijo al diario El País de Montevideo, que Uruguay envió un certificado sanitario que tuvo muy pocos cambios al ser analizado por el Servicio Nacional de Sanidad (Senasa) y que luego fue contestado rápidamente por el servicio uruguayo, lo que posibilitó una pronta habilitación del mercado. A eso hay que sumarle que también está abierta la posibilidad de colocar ganado en pie, tanto para engorde, faena y con destino a genética.

Argentina estaba cerrado para la carne con hueso uruguaya desde la epidemia de fiebre aftosa en 2001, pero la excepción eran los asados bovinos con destino al abasto, mercadería que nunca tuvo por destino el Gran Buenos Aires, sino algunas provincias puntuales como Entre Ríos, donde se consume un tipo de asado muy similar al uruguayo.