Buscan en los frigoríficos una salida para los trabajadores de Fanazul

El futuro de los más de 200 trabajadores de la planta de Fabricaciones Militares de Azul, cerrada a fin del año 2017, se debate por estos días entre los distintos sectores de la región.

Según se supo, las gestiones ante las autoridades nacionales y provinciales arrojaron pocos resultados concretos, recibiendo siempre respuestas poco contundentes, como esperan los contratados a los que no se les renovó su vínculo laboral.

Así las cosas, los cañones apuntan ahora a lograr que una parte de los ex-empleados de Fanazul puedan ser absorbidos por los dos frigoríficos con actividad en la región: Azul Natural Beef y EFASA.

Las gestiones las lleva adelante el municipio, que comanda el intendente oficialista Hernán Bertellys, quien se reunió días atrás con el vicejefe de Gabinete de Maurico Macri, Gustavo Lopetegui.

Tras el encuentro, el jefe comunal aseguró que Natural Beff, visitado por el presidente Mauricio Macri en agosto del año pasado, podría ingresar en el grupo de empresas que exportarán su producción a China, por lo que requeriría tomar más cantidad de personal.

“Ante la situación de emergencia laboral que provoca el conflicto en FanAzul, estamos trabajando fuertemente en la búsqueda de soluciones para lo cual nos estamos reuniendo con empresas importantes de Azul para generar puestos de empleo”, aseguró a LU10 Radio Azul la responsable del área de Producción y Empleo del municipio, Silvina Almeyda.

Los trabajadores de la fábrica, unos 230, mantienen un plan de lucha desde el 28 de diciembre por la reapertura de la planta y la reincorporación de los despedidos.