Con ayuda del INTA, en San Martín generarán energía a partir de residuos urbanos

Técnicos del INTA San Martín trabajan en el aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos para convertirlos en energía. Junto con la Dirección General de Economía Social y Solidaria de ese municipio bonaerense brindan capacitaciones a cooperativistas del programa Argentina Trabaja, vecinos del barrio UTA y público en general.

Alejandra Lara, técnica del INTA San Martín, destacó la necesidad y la importancia de despertar la curiosidad y la iniciativa de construir elementos que produzcan energía útil no contaminante. “El objetivo principal es debatir e intercambiar ideas acerca de las formas en que se presenta la energía y de qué manera puede aprovecharse”, señaló Lara y agregó: “Acercamos tecnologías apropiadas y promovemos la autoconstrucción de diferentes prototipos con materiales de descarte”.

Mediante la energía solar térmica se puede trabajar en colectores solares y en hornos; mientras que la energía química (biodigestión) se utiliza la combustión aplicada a cocinas y estufas rocket.

“Junto con la Dirección General de Economía Social y Solidaria de la Municipalidad de San Martín diseñamos un taller que tiene ocho encuentros semanales para enseñar a obtener energía de diferentes fuentes para uso doméstico”, expresó la técnica del INTA quien indicó que las jornadas están a cargo de Carlos Duarte, capacitador, especialista en la temática y promotor del programa ProHuerta. De acuerdo con Lara, los encuentros incluyen momentos teóricos y prácticos en los que se entrega material gráfico sobre los principios de funcionamiento de cada prototipo.

En el transcurso de los encuentros se desarrollarán varios prototipos: un colector solar, un horno solar –que se instalará en el predio del vivero– y una cocina rocket. “Se confeccionan en grupos y con elementos de uso cotidiano y de descarte”, detalló la técnica del INTA.

“A modo de ejemplo, se utiliza el biodigestor que está en funcionamiento en el Vivero Municipal”, explicó Lara y agregó: “Vemos el principio de funcionamiento, su alimentación, mantenimiento, cómo utilizar el biogás y cómo usar el biofertilizante que proviene del rebalse del biodigestor”.

Asimismo, se instalarán cuatro biodigestores: dos de 5.000 y dos de 10.000 litros que fueron adquiridos este año mediante los Proyectos Especiales que impulsó el programa del INTA y del Ministerio de Desarrollo Social.