Déficit en infraestructura de almacenaje y transporte complicarán cosecha récord

 

 

Las perspectivas de una cosecha récord para la campaña argentina 2016/2017, que según las primeras estimaciones, rondará en los 123 millones de toneladas, 13 millones más que en el ciclo anterior, deberá superar una serie de dificultades por la infraestructura de transporte y almacenaje disponible que tiene hoy nuestro país.

En tanto, las exportaciones fueron estimadas en 90 millones de toneladas, mientras que para el período 2024/2025,  se espera que las ventas externas granarias alcancen a los 110 millones de toneladas, casi 20 millones de toneladas más, que en dinero representarán ingresos por más de 10 mil millones de dólares más.

La cosecha gruesa argentina se concentra entre marzo y junio de cada año, situación que requiere una estacionalidad muy fuerte y que requiere una logística particular, añadió el consultor, luego de una presentación que hizo en el marco de “Jonagro”, la jornada agropecuarias organizada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Sin embargo el más estado de las principales vías de transportes (rutas, ferrocarriles, caminos provinciales), juegan en contra, sumado a la capacidad de almacenaje disponible que alcanza a 77 millones de toneladas, y la relación capacidad de almacenaje / producción es del 63 por ciento.

A la hora de las comparaciones, López recordó que en Estados Unidos, la relación almacenaje producción es de 110 por ciento y en Canadá, alcanza a 140 puntos porcentuales.

En ese sentido, el titular de Agritrend, advirtió que  “el nivel de ineficiencia que el país tiene para mover de la tranquera al puerto toda la producción, con un promedio de distancias de zona de producción a puerto de entre 300 a 500 km y con una modalidad de transporte del 85% por camión y 15% mediante ferrocarril, es parte del costo argentino que tenemos”.

López señaló que en Argentina es prácticamente marginal la hidrovía y dentro de la matriz del transporte de soja, el país utiliza la hidrovía en un 4%, la ferrovía en un 13% y la rodovía (camión) en un 83%.

Por otra parte, sostuvo en base a una encuesta, que “hay un consenso generalizado que el estado de las rutas en Argentina es muy malo y el 55% de los camiones son anteriores al 2000”.

En cuanto al ferrocarril, indicó que “está muy limitado en el transporte granario, porque sólo el 13%, se transporta por este medio”.

Al respecto, López destacó la iniciativa  referida al Belgrano Cargas, que está en una zona de influencia de 130 millones de toneladas y en el último año cargó menos del 5%.

 “Es imprescindible contar con una herramienta de esas características, porque tiene que competir con  la región pampeana e incentivar a hacer cultivos más costosos, desde el punto de vista del transporte y en relación al volumen”.

Respecto de la logística portuaria, otro de los puntos que desvela a López,  fuel referido a la logística portuaria, porque de marzo a junio se concentra el embarque del 75% del saldo exportable en soja, y esto se traduce en demoras portuarias.

“Tenemos una ventana limitada, pero que tiende a apaisarse cuando hay más industrialización”, añadió.

En ese sentido, la logística portuaria hay que pensarla en el marco de la región: si Brasil tiene excesos, vienen a los puertos argentinos y viceversa. “Hay conjunción entre ambas zonas portuarias y empieza a aparecer una situación en el marco de este crecimiento proyectado que es un cuello de botella”, recalcó