Destruyen 40 Silobolsas con 9000 Toneladas de Soja

Todo pasó en un predio de Cargill, contiguo a French (9 de Julio), donde la empresa tiene oficinas y realiza acopio de granos, donde una gran cantidad de contenedores fueron “tajeados” El responsable comercial de la compañía, Pablo Tuhrler, señaló en declaraciones a los medios de prensa locales, que pudieron constatar que fueron rotas silobolsas que en promedio contenían 220 toneladas cada una.

El representante de la empresa apuntó que el ataque se habría producido durante la noche anterior, con el agravante de que en ese momento llovía, por lo que 9.000 toneladas de soja quedaron expuestas a las precipitaciones.

Horas después del hecho, una escribana tomó nota de lo sucedido y por la tarde fue realizada la denuncia correspondiente. Gran parte de la soja se perderá por el efecto del agua caída.

Según se difundió este miércoles, las enormes bolsas plásticas contenían casi 9.000 toneladas de soja en total, y la firma calcula que las pérdidas ascienden a unos 20 millones de pesos.

La empresa tenía la mercadería almacenada en ese lugar para enviarla a una planta en Punta Alvear, en el sur de Santa Fe. Los delincuentes habrían actuado con conocimiento del predio, ya que lograron evitar las cámaras de seguridad ingresando por el fondo del mismo, y realizaron cortes a muy baja altura de los bolsones, agregó el matutino.

El responsable comercial de Cargill para 9 de Julio y French, Pablo Tuhrler, dijo que gran parte de la soja derramada se perderá por el impacto del agua caída durante la lluvia de los últimos días, y que reembolsar lo que quede demanda una gran logística.

Asimismo, apuntó que como empresa no están teniendo ningún tipo conflicto que aliente alguna actitud semejante, aunque han sabido de incidentes similares en la zona.

Las silobolsas son las principales herramientas con las cuales los productores logran mantener el grano en stock en los campos para esperar mejores condiciones de comercialización. Y este tipo de especulaciones recrudecieron en los últimos días, por la posibilidad de que el nuevo gobierno avance con una corrección del tipo de cambio.

En algunas localidades del interior de Buenos Aires aparecieron pintadas en las calles instando a romper silobolsas.