El Ministerio de Agroindustria de la Nación aportará 3.680.600 a un Municipio para mejorar la transitabilidad de los caminos rurales

El jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Guillermo Bernaudo, firmó en representación del ministro Ricardo Buryaile, un convenio por $ 3.680.600 en forma de Aportes No Reintegrables (ANR) con el municipio de Crespo, en la provincia de Entre Ríos, a fin de mejorar la transitabilidad de los caminos rurales.

“Este acuerdo apunta a la mejora de los caminos terciarios que conectan a más de 50.000 hectáreas de producción y 5 escuelas rurales”, destacó Bernaudo. Y agregó: “La gestión de estas obras será conjunta entre municipio, las juntas de gobierno y los productores”.

La Secretaría de Coordinación y Desarrollo Territorial a cargo de Santiago Hardie, gestionó a través de la Subsecretaría de Coordinación Política, dirigida por Hugo Rossi la firma del convenio de cooperación y asistencia con el municipio.

“Queremos que los aportes contribuyan a la calidad de vida de las comunidades rurales. Los caminos rurales son la base del desarrollo de todos los pueblos de interior”, destacó Rossi y sumó: “seguimos impulsando políticas públicas que incentiven al arraigo rural”.

Participaron el vicegobernador provincial Adán Humberto Bahl; el jefe comunal, Darío Schneider; el diputado nacional, Marcelo Monfort, ministros provinciales; productores; representantes de las juntas de gobierno local y demás autoridades.

Con la iniciativa se busca mantener y potenciar el abastecimiento y la comercialización de productores en la zona de influencia de la municipalidad, permitiendo prevenir daños por futuros eventos climáticos y meteorológicos adversos, reduciendo así la vulnerabilidad de los productores agropecuarios para conservar su capacidad productiva.

La región este de la provincia de Entre Ríos, dentro de la que se circunscribe Crespo, por sus características agroclimáticas y su proximidad al Río Paraná, ha sufrido a través de los años en diversas oportunidades factores climáticos y meteorológicos adversos que afectan, tanto en forma directa a la producción agropecuaria como también a la estructura conformada por los caminos rurales.