Hay riesgos de inundación en varios municipios en el centro-oeste de la provincia

 

 

Distintos municipios se encuentran asechados por el avance del agua y temen volver a inundarse. General Villegas recibe el agua de la provincia de Córdoba, mientras que localidades como Pehuajó, Carlos Casares y 9 de julio lo hacen de los desvíos de los cursos de agua que llegan a Villegas.

Es por este motivo que, sumado a que algunos municipios como Pehuajó son conducidos por el FPV y el resto por Cambiemos, la situación se vuelve cada vez más tensa, ante el riesgo de volver a inundarse.

“El agua que hoy perturba a nuestro partido va hacia Pehuajó inexorablemente”, afirmó hace unos días el intendente de General Villegas, Eduardo Campana.

Y similar respuesta tuvo el jefe comunal de Pehuajó, Pablo Zurro, quien afirmó que “el agua que estará en nuestro municipio seguirá su curso hacia Carlos Casares y Nueve de Julio”.

Sin embargo, Zurro prefirió buscarle un responsable ante un panorama desconcertado y apuntó contra la gobernación de Vidal: “Los trabajos no se realizaron y la responsabilidad es de la Provincia, quienes ordenaron una obra hídrica que perjudicará a nuestro distrito”.

Desde gobernación todavía no salieron a responder los comentarios del Intendente, más allá de que en materia hidráulica ha recibido críticas incluso de parte de municipios conducidos por Cambiemos.

La situación es compleja y se repite desde hace al menos 15 meses. El agua proveniente desde la elevada Córdoba, afecta gravemente a General Villegas, quien desesperada intenta escurrir el agua, lo que termina afectando al resto de los municipios.

Sobre este círculo sin fin, Campana propuso que “el agua tiene que seguir su curso, hay que establecer reservorios y canales, y si se está perjudicando a Pehuajó, habrá que hacer obras para que la reciba”.