Mientras varios Distritos los amplían, en General Alvear esperan por el Parque Industrial

En el año 2008 y bajo la Intendencia de Gustavo Horacio Marcos, la Municipalidad de General Alvear compró una chacra de 20 hectáreas, en el acceso que viene de la ruta 51, a pocos kilómetros de la planta urbana, a la vera del acceso asfaltado, en el camino por donde pasa la red central de gas, entre otros servicios, en un magnífico lugar para crear allí un Parque Industrial, apostando a seducir a aquellos empresarios que quieran buscar la paz y tranquilidad de esta zona para radicarse.

Sin embargo y mientras el parque industrial de Roque Pérez está súper poblado, el de Saladillo necesita ampliarse y el Intendente José Luis Salomón quiere comprar seis hectáreas más para ello, el Intendente de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo quiere también apuntalar y ampliar el de la ciudad que conduce y en Las Flores, el reciente parque instalado a la vera de la ruta 3 se consolida cada día más, en General Alvear, es muy poco lo que se ha hecho, o al menos en superficie.

PAPELERÍA, TRÁMITES Y OTROS

Al decir del Jefe Comunal alvearense, Dr. Alejandro Cellillo, se avanzó en diversas papelerías, para cumplir con una serie de requisitos que la instalación del parque exige. Muy necesarios, largos y desgastantes. Pero uno de los principales problemas a resolver y la oposición justamente es lo que más le critica, es que el movimiento de tierra y alteos, necesarios para evitar las inundaciones, dado que se trata de un terreno un bastante bajo, muy a merced de inundarse si no se genera una especie de “defensa contra inundaciones”, como tiene la ciudad, desde la iluminada idea del entonces Intendente Aldo Sivero, es poco y nada lo que se ha hecho a pesar de los ocho años que han pasado desde que se compraran esos terrenos.

Y no será con fondos municipales con los que se encaren estas obras. Tal vez algunas pequeñas cuestiones si, pero el grueso, es necesario contar con un apoyo provincial y/o nacional.

Por supuesto que todas las noticias regionales que hablan de los crecimientos y mejoras de los distintos parques industriales de la zona, a los alvearenses les suenan como cachetadas sonoras, aumentando la ansiedad y soñando con que el Gobierno de la Provincia y/o el Gobierno de la Nación pueda brindar un fuerte respaldo para que el parque sea una realidad, que venga a cerrar una de las más fuertes necesidades de esta comunidad que son las fuentes de trabajo. La esperanza siempre está, se abraza a ello el Intendente Municipal y por contagio directo, la comunidad toda… Porque la esperanza es lo último que se pierde