Según informe, el impacto de los impuestos es mayor para el campo bonaerense

La hectárea que más tributa pero que más alta tiene la renta es la de la provincia de Buenos Aires, en comparación con San Luis y Córdoba, de acuerdo al último estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

La entidad, además de medir la participación del Estado nacional en la renta agrícola -en agosto el promedio nacional marcó 71,1 por ciento, seis puntos más que hace un año-, calcula ese valor para esas tres provincias.

El indicador -que resulta de dividir los impuestos por la renta (valor de la producción menos costos de producción, comercialización y transporte)- es de 65,7 por ciento promedio para Buenos Aires, 68,5 para Córdoba y 68 por ciento para San Luis. En términos absolutos, el impacto de los impuestos es mayor para los productores bonaerenses que para el resto.