El gobierno destinará $10.000 M para obras en zonas mas afectadas

En la primera reacción después de la catástrofe en 15 provincias, el gobierno de Mauricio Macri decidió que invertirá este año $ 9640 millones en obras para prevenir inundaciones y desplegó una ayuda coordinada de nueve ministerios para atender las primeras emergencias en alimentos, agua, alojamiento, salud, seguridad y créditos.

Según pudo saber LA NACION, el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, tiene en ejecución trabajos por $ 3600 millones, empezará este año proyectos por $ 5040 millones y anunció $ 1000 millones más para Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

En el plan de rescate, el Presidente le encomendó la emergencia a los ministerios de Interior, Defensa, Seguridad, Desarrollo Social, Hacienda, Transporte, Salud, Ambiente y Agroindustria, además del PAMI y el Banco Nación. También se puso en funcionamiento el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (Sinagir).

Además del desastre en sí mismo, a Macri le preocupan dos amenazas latentes: se podría perder parte de la cosecha de 129 millones de toneladas para la campaña 2016/2017, que era la mejor noticia económica de la Casa Rosada para este año. Y presume que una eventual falta de reacción le generaría al Gobierno un impacto negativo en las elecciones del 22 de octubre.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, dijo a LA NACION: “No se ha cambiado la estimación sobre la cosecha”. Pero admitió que las pérdidas podrían alcanzar los US$ 5000 millones y que el potencial productivo de un millón de hectáreas afectadas es de US$ 3000 millones al año. Por eso, en su relación con las provincias afectadas, el Presidente modificará su agenda de campaña: lo primero es asistir a las víctimas y librar la batalla contra el agua para sacar de la agenda, al menos allí, los conflictos con los docentes, con el kirchnerismo y la CGT.

Asignaciones

Ante una consulta de LA NACION, voceros de Frigerio informaron que hay en ejecución obras para prevenir inundaciones por $ 3597 millones y que se iniciarán otras por 5042 millones. Anunciaron más proyectos por 1000 millones esta semana para Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

Entre los trabajos que están en ejecución se destacan: el Canal San Luis, en Tucumán ($ 742 millones); el canal de enlace y empalme en Cruz Bajada, Santiago Del Estero ($ 811 millones); el colector Principal Espora, en Santa Fe ($ 199 millones); el arroyo Barrancas, en Corrientes ($ 105 millones); desagües en Bella Vista, Corrientes ($ 281 millones) y las defensas San Pedro Pescador, en Chaco ($ 124 millones) y la de Concordia, en Entre Ríos ($ 85 millones).

En la provincia de Buenos Aires, se informó que avanza la ampliación del Río Salado ($ 557 millones) y desagües pluviales en General Rodríguez ($ 404 millones); el Arroyo Maldonado, en Ramos Mejía ($ 105 millones); en Villa Luján ($ 112 millones) y en Junín (188 millones), entre otras. La partida de $ 1000 millones del Fondo Hídrico que se habilitó el miércoles se aplicará al centro del país.

Se extenderá el plan maestro original del río Salado y se convocó desde Interior al Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana (Cirhnop), que integran la Nación más Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.