Buryaile ratificó que no se quebrará la barrera sanitaria en la Patagonia

Mantener el estatus sanitario de la Patagonia “permitirá alcanzar más mercados en el mundo” para la carne argentina, dijo este domingo el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, durante la inauguración de la 27° Exposición Ganadera, Industrial y Comercial de Primavera, y de la 4° Exposición Nacional de Hereford de la Patagonia, que se realizó en el predio de la Sociedad Rural de General Conesa, Río Negro.

“Desde el gobierno nacional nos propusimos trabajar para transparentar la cadena de ganados y carnes, desde controles para el cumplimiento sanitario y comercial, como en la agilización de trámites para que los productores tengan facilidades operativas”, puntualizó Buryaile.

“La Argentina vive un momento de diálogo y confraternidad, compartimos distintas ideas pero la misma visión, y es la madurez política que nos toca vivir”, dijo durante el encuentro, que reunió entre el jueves y ayer a productores ganaderos, autoridades provinciales, municipales y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Paralelamente, ratificó que no se quebrará la barrera sanitaria norte, y explicó los dos puntos fundamentales por los que tomó la decisión de unificar comercialmente a la Patagonia y no permitir el ingreso de hueso plano desde el norte del río Colorado.

“Decidimos la unificación porque entendíamos que el sustento técnico así lo permitía y porque era una decisión política correcta. Había productores y producciones en una situación que postergaba a vastos sectores de la comunidad de Río Negro. Tomamos una decisión correcta sin poner en riesgo el status sanitario de la Patagonia que tanto costó conseguir, más allá del desacuerdo de algunos”, afirmó.

Como segundo punto, el funcionario nacional aseguró: “Por el momento, y mientras estemos en conversaciones con la Unión Europea y con Estados Unidos, no vamos a permitir el ingreso de costilla plana del norte del país”.

“No es solamente de una provincia hermana como es La Pampa, sino de todo el norte. Queremos otorgar previsibilidad. Mientras estemos en negociación, no vamos a cambiar la situación porque sería poner en riesgo todo lo que se ha avanzado en esta materia”, ratificó.

Adelantó que, una vez superada la instancia de diálogo, se entrará en los plazos previsibles y de análisis lógicos sobre los pasos a seguir.

Como tercer punto, Buryaile afirmó que se debe trabajar con énfasis en el aspecto sanitario: “Tenemos que hacer un enorme esfuerzo para que la barrera sanitaria sea efectivamente una buena barrera sanitaria. Tenemos que cuidar el status de la Patagonia, que es lo que permite hoy proyectar a esta región y soñar con poder exportar el día de mañana detentando el mayor status sanitario animal que pueda tener una región, como es el ser libres de aftosa”.

“En materia de carnes, entendemos que lo mejor que nos puede pasar como país es trabajar en forma conjunta Nación, Provincia y municipios”, señaló.

Finalmente, el ministro adelantó que ya se trabaja en el dictado de cursos sobre tipificación de las carnes: “Quien mayor calidad tiene, mayor precio tiene que obtener, y esto es algo que nos hace falta porque consideramos que la ganadería va a ser el motor de despegue de la economía de muchas regiones”, concluyó.

De la muestra participaron más de 30 cabañas de la Patagonia y hubo una destacada presencia de reproductores Polled Hereford y Angus. También se exhibieron ovinos, equinos y aves de expositores de la provincia.

El ministro de Agroindustria también destacó que el INTA haya instalado una agencia de extensión rural para poder estar más cerca de los productores y asesorarlos en las producciones regionales de la zona.

El departamento de General Conesa posee un stock ganadero vacuno de 85.000 cabezas, de los cuales 17.000 son terneros, lo que muestra una recuperación sectorial.